» » Fiscalia de Nueva york dice tener pruebas del responsable de un asesinato ocurrido en 1998

Fiscalia de Nueva york dice tener pruebas del responsable de un asesinato ocurrido en 1998

24 de January del 2012 Bronx

La Fiscalía de Manhattan presentó hoy cargos contra un hombre por un caso de asesinato sin resolver cometido en 1998, gracias a nuevas evidencias obtenidas a través del Banco de Datos de ADN de Nueva York.

El acusado, John Price, de 49 años, fue acusado de un delito de asesinato en segundo grado por la muerte de Joyce Williams, gracias a una nueva investigación y revisión de las pruebas llevada a cabo por la oficinal del fiscal de Manhattan, Cyrus Vance.

“En 2010 la unidad de casos sin resolver de nuestra oficina forense inició una exhaustiva revisión de más de 3.000 homicidios sin resolver desde la década de los setenta”, afirmó el fiscal en un comunicado de prensa.

Vance destacó que el asesinato de esta madre de nueve hijos, cuyo cadáver apareció en el tejado de un edificio de viviendas de interés social del barrio de Harlem, forma parte de los esfuerzos “sin precedentes” de la Fiscalía y la Policía para resolver estos casos.

Williams, que estaba embarazada de cuatro meses en el momento de su asesinato, apareció desnuda y estrangulada en la azotea de un edificio de viviendas de interés social en el barrio neoyorquino de Harlem.

La Fiscalía detalló en un comunicado de prensa que el Banco de Datos de ADN del estado de Nueva York cuenta en la actualidad con unas 38.000 muestras sin identificar.

“¿Cuántos crímenes se podrían resolver si la Legislatura estatal aprueba ya el proyecto de ley que propone ampliar el Banco de Datos de ADN?”, se preguntó el fiscal, quien añadió que miles de víctimas siguen esperando justicia.

Un proyecto de ley impulsado por Vance y pendiente de aprobación en la Asamblea Legislativa busca ampliar los datos en ese banco y cuenta con el apoyo del gobernador Andrew Cuomo y el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg.

Las pruebas de ADN se han convertido en un elemento fundamental en muchas investigaciones, ya que en múltiples ocasiones personas condenadas pudieron probar su inocencia, y también ayudaron a procesar a otros criminales.

Cuando se comete un delito grave y se desconoce su autor, un procedimiento legal en el estado de Nueva York evita que el crimen caduque y su ADN permanece bajo el nombre de John Doe hasta que se resuelva.

Desde el 1 de enero de 1996, los convictos por delitos graves en Nueva York, entre ellos crímenes y violación, están obligados a someterse a la prueba de ADN, lo cual ha ayudado a resolver más de 11.000 casos en el estado.

¡Déjanos tu opinión!